LA MIGRACIÓN HA CONVERTIDO A MÉXICO EN UN CRISOL DE CULTURAS

América Sin Muros conversa con un católico del Congo, un musulmán de Guinea y un evangélico de Nigeria para retratar la multiculturalidad religiosa en los albergues para migrantes.

poster
00:00
--
/
--

 

Texto: Irene Larraz │ Fotos y video: Jesús Cornejo

 

<Mamadou, Koula y Michael* son migrantes. Los tres vienen de África y han encontrado en México el destino final de su viaje.

Cada uno profesa una religión: el Islam, el catolicismo y el cristianismo, respectivamente y, desde su experiencia, explican cómo estas les han ayudado a integrarse en una sociedad donde nueve de cada diez personas son católicas y apenas hay representaciones de otros cultos.

“Llegar a México era un viaje a la tierra prometida”, dice Michael. “Fue Dios quien me envió aquí porque quería que trajera el cristianismo a este país”, añade. En México, Michael ha encontrado nuevos amigos en su iglesia evangélica que cada domingo le acompañan y le ayudan a traducir del inglés sus prédicas. Para muchos migrantes la religión es un punto de unión y fraternidad con una nueva sociedad, además de que les permite mantener los vínculos con su cultura de origen.

Eso es lo que le sucedió a Koula, católico del Congo, a quien le resulta fácil ir a rezar porque “hay una iglesia en cada esquina”, cuenta. Sin embargo, también hay diferencias con la práctica de la religión y en cómo se vive de un lado y otro del océano, señala. Por ejemplo, Koula sólo habla francés y no entiende la misa, así que se levanta cuando el resto lo hace, y se sienta o se arrodilla cuando ve a los demás hacerlo.

Para Leticia Gutiérrez, miembro de la organización Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados (SMR) y directora de uno de los albergues, esta diversidad es una gran riqueza que México podría aprovechar. “Estábamos acostumbradas a atender a población centroamericana, pero la dinámica de migración ha cambiado y se ha vuelto un mosaico en todos los sentidos: desde el ambiente religioso, porque tenemos gente musulmana, cristiana y católica”, explica en una entrevista con Animal Político.

Olga Odgers, socióloga que estudia la relación entre religión y migración, señala en su artículo ‘Religión e integración: Creencias y prácticas de los inmigrantes’ que las prácticas religiosas juegan un importante papel en el trabajo de redefinición identitaria, tanto en el proceso de socialización de los migrantes recién llegados, como en la reutilización de algunas prácticas religiosas tradicionales como la devoción a los Santos Patronos.

América Sin Muros acompañó a Mamadou, Koula y Michael mientras practicaban sus cultos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *