“GANAS DE VIVIR”

Como parte del programa MigrARTE se proyectó “La Jaula de Oro” para abrir el diálogo sobre la migración centroamericana y su cruce por México.

Para comentar la película y profundizar en el tema, asistió Olvin Castillo, migrante hondureño que compartió su experiencia de viaje con los asistentes.

Al terminar la proyección de “La Jaula de Oro” se realizó un conversatorio con Kino Miquirray, Presidente de América Sin Muros, Bernardo Méndez Lugo, Director Ejecutivo y Olvin Castillo, migrante hondureño. 

Mónica Vázquez América Sin Muros

La cinta dirigida por Diego Quemada-Díez, “La Jaula de Oro”, cuenta la historia de tres adolescentes de los suburbios de Guatemala que emprenden un largo viaje a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Durante el trayecto en los trenes de carga, los jóvenes enfrentan la dura realidad de la migración, para finalmente llegar al ríspido sueño americano. La cinta, crítica al fenómeno, se proyectó ante un aforo de 80 personas, el jueves 31 de mayo en la Casa de la Universidad de California en México a las 19:00 horas.

Para presentarla acudió el cineasta y miembro del Consejo Directivo de América Sin Muros, Juan Pablo Miquirray, quien la describió como una película que rescata la parte humana de la migración, “nos aleja de la cifra, es conmovedora, invita a la reflexión y abre el diálogo sobre este fenómeno”. Al terminar la proyección, se realizó un conversatorio con Kino Miquirray, Presidente de América Sin Muros, Bernardo Méndez Lugo, Director Ejecutivo y Olvin Castillo, migrante hondureño.  

Vestido con una playera del club de futbol Pumas, Olvin de 25 años, compartió sus impresiones de “La Jaula de Oro” y enfatizó sobre el difícil trayecto de viaje por México. Recordó algunos momentos a bordo de “La Bestia”, y aseguró no todo fueron malas experiencias, pues al llegar con Las Patronas (en la comunidad de Guadalupe, La Patrona), “una mujer me vio sin chamarra y se quitó la suya para dármela a mí”. Detalle que recuerda con cariño pues asegura que la portó durante el viaje para protegerse del frío.

Olvin, al llegar a la Ciudad de México decidió quedarse y no seguir el camino. Después de un año de estancia, ahora trabaja en una taquería. El público asistente le preguntó cómo describiría este periodo en el país, a lo que Olvin hizo un llamado a dejar el racismo atrás. Él expresó las dificultades que tiene una persona con nacionalidad hondureña en México, “la imagen de los mexicanos hacia nosotros es que todos somos criminales y no es así. Algunos somos de familias de escasos recursos y huimos de esa violencia”. También recordó, que así como los amigos que viajaban juntos en la película, él tenía sus compañeros de viaje “uno llegó a Reynosa y ya no cruzó, el otro estuvo en Estados Unidos pero fue deportado”. Olvin agregó que encontró el sueño americano de este lado de la frontera.

Al concluir el diálogo entre el público y Olvin, Kino Miquirray le dio la mano y lo felicitó por su ímpetu de vida, “historias como las tuyas nos dan ganas de vivir”, comentó el Presidente de América Sin Muros.

MigrARTE es un foro abierto al público para conocer, debatir y replantear nuestra perspectiva sobre el fenómeno de la migración. Esto de la mano de distintas ópticas artísticas y de sus creadores. América Sin Muros, la Fundación Friedrich Naumann y la Casa de la Universidad de California en México trabajan en conjunto, cada mes, para hacer esto posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *