¿QUIÉNES SON LOS REFUGIADOS AMBIENTALES?

Aunque la mayoría de las migraciones en México se deben a la violencia, las prolongadas sequías e intensas lluvias dejan a familias enteras sin vivienda y siembra, por lo que son forzadas a migrar. Problema que poca atención ha recibido por parte del gobierno.


Lluvias en Sinaloa dejan a cientos de familias con viviendas afectadas y sin producción agrícola. Foto: Sinembargo.mx

Las recientes inundaciones en los estados de Sonora y Sinaloa generan la interrogante: ¿Qué tanto afecta el cambio climático a México? La tormenta tropical 19-E dejó 170 mil damnificados en la costa centro-sur de Sonora. Mientras que, en Sinaloa alrededor de tres mil personas fueron evacuadas de sus viviendas y son atendidas en los albergues especialmente habilitados. Según la Secretaría de Agricultura y Ganadería de Sinaloa, los daños a cultivos alcanzan los 800 millones de pesos. Al tiempo que cientos de familias perdieron sus hogares que quedaron inundados y sus tierras de producción. La inusual tormenta dejó 11 municipios de Sonora bajo el agua, y parte de Sinaloa en estado de emergencia. ¿Fue este fenómeno un resultado del calentamiento global?

“El cambio climático ha intensificado los fenómenos naturales. Estos por sí solos no deberían de significar un desastre, pero la gente ya habita en zonas riesgosas. Una realidad es que para los próximos años se prevé que la naturaleza siga actúe con más fuerza”, explica el Dr. Simone Lucatello, profesor-investigador del Instituto Mora.

Sequias y lluvias torrenciales son los principales fenómenos que afectan al territorio mexicano, y a su paso dejan a poblaciones enteras sin vivienda o tierras fértiles para cosechar. Todo esto da como resultado la migración; dichos desplazamientos humanos, no son nuevos, pero han aumentado en las últimas décadas.

El Banco Mundial, en el informe “Groundswell”, expone que para el año 2050 habrá 17 millones de migrantes internos por motivos climáticos, en América Latina. Anuncia que México será uno de los países más afectados con 1.7 millones de personas desplazadas.

Aunque el cambio climático afecta a todo el país, las zonas costeras y el sureste mexicano presentan problemas en temas de sequias y huracanes.  Ante el pesimista escenario que arroja el informe, también se advierte que este problema se podría reducir en un 80%, de tomarse las medidas adecuadas.

 

Sin embargo, pocos son los apoyos que se dan por parte del gobierno, ya sea por otras prioridades o falta de concientización. “El cambio climático tiene muchas implicaciones, por ejemplo, está alterando el temporal de lluvias y por lo tanto altera el ciclo agrícola: primavera-verano. Se pierden cosechas, y afecta a la economía de todo el estado. Y los subsidios que da el gobierno en caso de perdidas agrícolas o ganaderas no cubren realmente todas las necesidades”, comenta el Mtro. Efrén Maya Pineda, profesor-investigador en el Colegio Superior Agropecuario del Estado de Guerrero.

Acapulco es una de las ciudades más afectadas por el calentamiento global, ya que los ciclones, cada vez, tienen mayor intensidad. Foto: Revista Proceso

Refugiados climáticos no tienen dónde pedir asilo.

Cada segundo, una persona abandona su hogar por causas relacionadas con el cambio climático, según el informe Frontiers 2017, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Recientes discusiones se enfocan en el estatus legal que debe de tener una persona que fue forzada a dejar su país por cuestiones ambientales. En la actualidad, alguien que cambia su residencia por las continuas sequías, inundaciones, huracanes, tifones y subida del nivel del mar; se encuentra desprotegido por la ley. De acuerdo al informe, 26.4 millones de personas migran cada año debido a problemas relacionados con el clima. Por lo que se ha propuesto el término de “refugiado climático” para todas las personas que dejan sus hogares debido a este hecho.

Los “refugiados climáticos” optarían por una migración segura con garantías y derechos. Aunque se ha trabajado desde el ámbito legal para el reconocimiento del término, a nivel internacional, baja aceptación ha tenido. Ante la falta del estatuto internacional, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) presentó un enfoque regional. Hasta la fecha pocos avances hay al respecto, en México el tema sigue pasando por inadvertido.

¿Cuál es el plan de prevención en México?

En el país uno de los estados con mayor afectación para el 2050 será Tabasco, “se prevé que al menos 50% del territorio del estado esté inundado”, comenta el investigador en cambio climático Lucatello. “También Acapulco, en Guerrero será afectado, pero no es la única región. Por ejemplo, Los Cabos está proyectada como la ciudad con mayor crecimiento en América Latina, con lo que vendrán nuevos riesgos. En general, falta desarrollar mapas de riesgo para que la gente evalúe a donde moverse”, agrega.

En territorio nacional pocas son las medidas implementadas. Incuso el gobierno aún no resuelve los problemas surgidos por desastres naturales del pasado ni ha otorgado la ayuda necesaria a la gente que perdió sus viviendas. “Hay muchas migraciones en Guerrero. De las zonas indígenas emigran a las ciudades grandes como Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Zihuatanejo. El gobierno ha invertido en programas de mejoramiento agrícola y ganadero, pero eso no detiene el desplazamiento. El principal problema que tenemos es la la inseguridad. Cuando los grupos armados identifican a un agricultor o ganadero que está bien, le piden cuota, y ellos abandonan sus tierras y buscan poner un negocio pequeño en otras ciudades”, asegura el Mtro. Maya Pineda, quien agrega que, aunque el cambio climático es una preocupación en el sector agrícola, el mayor problema que tienen es la inseguridad. Por lo que mucha gente prefiere planes de gobierno para vivir en paz.

A mayor temperatura, mayor pobreza.

Las islas del Pacífico son las más afectadas por el calentamiento global. Poblaciones enteras corren riesgo de ser desplazadas por las inundaciones. Foto: Usgs.gov.

El cambio climático amenaza a poblaciones enteras a desaparecer, como el caso de Tuvalu, islas de pacífico que cobraron relevancia mundial por el riesgo que tiene de quedar completamente bajo el agua; o las islas Marshall que han desaparecido poco a poco, debido al aumento del nivel del mar. En América Latina la repercusión no resulta tan invasiva, pero sí genera afectados, sobre todo por sequías e inundaciones. “Falta estudiar más estos fenómenos en el territorio. El cambio climático, en México, es un detonador de pobreza, y ésta genera el desplazamiento, concluye Lucatello, miembro del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC).

 

Una parte pendiente a trabajar, es la conciencia de la gente en el campo. Ya que, por tradición, se suelen explicar los ciclos de la lluvia con conocimientos ancestrales. Sin embargo, asegura el investigador Lucatello que las personas perciben los cambios en las temporadas de lluvia, por lo que cambian su manera de cultivar o emigran a largo plazo.

Las prolongadas sequías e intensas lluvias forzan a familias enteras a migrar. Problema que poca atención ha recibido por parte del gobierno. ¿Quiénes son los refugiados climáticos?