¿Y SI FUERAN TUS HIJOS? DOS NIÑOS GUATEMALTECOS MUEREN EN CUSTODIA DEL GOBIERNO ESTADOUNIDENSE Y AL MUNDO POCO LE INTERESA

América sin Muros | Fuentes: AP, Efe.

La imagen de Aylan Kurdi, el niño de tres años muerto sobre la arena de una playa turca conmocionó al mundo y cambió las políticas de migración en Europa.

Las declaraciones políticas sobre esta imagen también fueron contundentes. "Cualquiera que haya visto esas fotos esta noche no habrá podido evitar conmoverse y, como padre, me siento profundamente afectado al ver a este niño en una playa de Turquía", dijo el entonces primer ministro británico David Cameron.

Cuatro años después se repite la historia con las vidas de Jackelin Caal y Felipe Gómez de siete y ocho años de edad. Estos niños salieron de Guatemala con la Caravana Migrante, en el mes de octubre, y murieron bajo custodia del gobierno estadounidense el 8 y 25 de diciembre, luego de haber sido detenidos junto a sus padres en la frontera. Caal falleció de deshidratación, y Gómez supuestamente de fiebre. Aunque la noticia dio la vuelta al mundo poco seguimiento se ha dado al respecto. En lugar de causar una actitud solidaria hacia la migración, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, omitió cualquier comentario. Mientras que, Donald Trump, presidente de EUA, pidió endurecer la política migratoria para evitar el paso de gente e insiste en la construcción del muro.

La muertes de los niños Jackelin Caal y Felipe Gómez exhiben la falta de protección a la niñez migrante. Foto: Reuters

Falta de acciones

Los niños, niñas y adolescentes que llegaron a México con la Caravana Migrante siguen necesitando ayuda. Solo así se podrá garantizar su protección y bienestar. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) alrededor de 2,300 niños migrantes ingresaron a México entre el 19 y 22 de octubre, y sus necesidades de protección, salud, higiene y alimentación continúan.  A pesar que se solicitó a los gobiernos priorizar el interés de la infancia en el proceso migratorio, los casos de Jackeline y Felipe demuestran lo contrario.

México insiste en su labor humanitaria al instalar albergues y permitir el paso a personas indocumentadas, EUA examina las posibles causas de las enfermedades por las que murieron los niños. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP por su sigla en inglés) informó este miércoles que practicarán nuevas pruebas médicas a los niños migrantes que sean detenidos en la frontera. También solicitó al gobierno mexicano que investigue por qué hay un aumento en las enfermedades respiratorias entre los migrantes centroamericanos. Al respecto, el gobierno de Guatemala envió una nota diplomática a EUA solicitando una investigación clara sobre el fallecimiento del menor de edad.

Medidas que no resuelven la crisis humanitaria que se vive en la frontera México-EUA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *